En estos tiempos donde estamos pasando el umbral hacia un nuevo tiempo y espacio las energías del amanecer cósmico, están llegando a las mentes y corazones de los hombres lo que va abriendo y despertando en muchos el espíritu de unidad, paz y amor para la tierra y la humanidad.

Os compartimos nuestro sentir y algunas reflexiones sobre la paz que a lo largo de nuestro caminar hemos ido experimentando en nuestro diario vivir y compartimos algunos extractos de comunicaciones que fuimos recibiendo de los maestros de la Hermandad Blanca y seres de las estrellas.

Extractos de algunas comunicaciones recibidas:

“La Paz es la Alianza con vuestro corazón y entre los corazones de los hombres, entre humanidades realizada desde varios niveles de consciencia”

La Hermandad Blanca. Monte perdido 2015

“Vuestro hogar y familia es el laboratorio adecuado y perfecto para vuestro crecimiento interior y despertar de consciencia, dónde en aquel universo y océano interior hallarán la paz, para expandir por este bello planeta. Los hogares y las familias son las células de paz y luz donde se está forjando la nueva humanidad siendo las semillas de paz los niños, prepararense para ser sus guías y padres”

Ivika. Montserrat 2016

Creemos que la paz nace en nuestro interior, siendo la paz el equilibrio y armonía de nuestros cuerpos físico, mental y emocional; la naturaleza de nuestro espíritu es la paz, ese estado de consciencia donde se manifiesta el amor infinito de la creación, donde todo fluye.

hagamos que esta paz interior se expanda por todo nuestro ser y nuestro cuerpo irradiando su luz para el bienestar, armonía y equilibrio de nuestro ser y nuestro vehículo (cuerpo físico).

La paz interior nos genera alegría, plenitud, dicha, comprensión, tranquilidad, armonía,  y comunión con nosotros mismos, estando en este estado de felicidad, y claridad mental, podemos desenvolvernos en un nivel de consciencia elevada como padres, esposos, hijos, abuelos, hermanos, amigos, representantes de las organizaciones mundiales, así como presidentes de países,  etc., tomando decisiones correctas y acertadas  para el bienestar y la paz mundial.

La luz de la paz expandamos e irradiemos a nuestro circulo más cercano y próximo, nuestra familia (esposo, esposa, hijos, padres, etc.) despertando estas semillas  en nuestro interior para que crezcan y se multipliquen en nosotros en nuestra familia, en nuestra comunidad, pueblo, ciudad, país y así vayamos uniendo estas células de la paz para co-crear un mundo de paz y equilibrio para nosotros y las generaciones futuras.

Ejemplo una frase de la Madre Teresa de Calcuta.

“La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias familias. Si queremos sembrar alegría en rededor nuestro precisamos que toda familia viva feliz”

(Madre Teresa de Calcuca)

Gran verdad que la madre Teresa de Calcuta dijo, por ello os motivamos e invitamos a realizar una labor  por la paz en la tierra, empezando por nosotros mismos y por nuestros hogares y familias, así iremos co-creando un campo cuántico de luz para expandir a la tierra y a nuestros congéneres los humanos.

Dirijamos la mirada hacia nuestro mundo interior con respeto, amor,  veracidad, comunicación asertiva, dialogo, entendimiento, comprensión, amistad, compasión, contemplación hacia nosotros mismos y hacia nuestra familia, así  generaremos un campo cuántico de belleza en nosotros,  logrando un equilibrio físico, mental y emocional, donde nuestra presencia   irradiará armonía y felicidad en nuestro hogar y familia,  iremos construyendo la consciencia de la Paz individual, familiar, capaz de transformar nuestro entorno entrando en un estado de  PAZ.

La humanidad y la tierra es parte de un gran plan de evolución, cambio y transformación que se gestó hace miles de años y ahora se va haciendo realidad con la aportación de todos. Nos embarga el corazón de alegría, paz y amor el saber que en nuestra amada tierra vivimos  seres humanos llenos de amor y luz que silenciosamente y anónimamente hacen su labor por la paz, ascensión, cambio y transformación desde su interior y expandiendo por la tierra y otros realizando labores y trabajos desde el servicio con diversas actividades creciendo cada día la luz, el despertar de consciencia y el amor, sumando y siendo parte de este gran engranaje de crecimiento y ascensión donde el producto es la paz en nuestro interior para expandir a la tierra.

Está en nuestras manos la responsabilidad de co-crear un mundo mejor sembrando semillas de paz a través de la coherencia en nuestros, pensamientos, sentimientos, verbo y acción y a través del ejemplo para nuestros hijos  y familia que somos el futuro de la humanidad, al mismo tiempo ratificados nuestro compromiso y servicio con nuestro crecimiento interior por la humanidad y para la humanidad sigamos adelante con voluntad, amor y sabiduría.

Con amor profundo

Josep & Iris, y nuestros hijos Lakshmi, Joaquín y Gabriel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *